Evaluación y mejora rápida y precisa

WIVI Vision proporciona una tecnología no invasiva que puede evaluar y mejorar los problemas visuales de forma rápida y cómoda

Con frecuencia las disfunciones visuales no reciben la atención que merecen, no porque carezcan de importancia, sino más bien porque no son bien diagnosticados o conocidos. Esto puede ser un problema de importancia durante la niñez y la adolescencia, cuando la persona en desarrollo trata de adaptarse a esos problemas. Esta adaptación innecesaria puede acabar desembocando en problemas de desarrollo. En otras palabras: las disfunciones visuales pueden tener un impacto sobre las habilidades lectoras y de comprensión que acaban por afectar el desarrollo profesional y personal.

Es de crítica importancia hacer frente a estos problemas lo antes posible. Y hacerlo de la forma menos invasiva y más cómoda. Del mismo modo que verse afectado por disfunciones visuales durante la infancia es particularmente problemático para el desarrollo, también es cierto que durante ese período el marco de mejora puede ser más amplio durante un breve período de tiempo. Por tanto, cuanto antes detectemos e identifiquemos el problema, mejor.

¿Ha quedado obsoleto el instrumental clínico actual?

La tecnología de los optotipos empleados en la actualidad en la evaluación y tratamiento clínico fue diseñada en su mayor parte durante los siglos XIX y XX. Los estándares actuales se basan en interpretación de textos y puntuaciones, lo cual genera una mediocre experiencia diagnóstica para el paciente así como un resultado no cuantitativo sujeto al criterio subjetivo del médico y/o del técnico. La evaluación y tratamiento se basa fundamentalmente en el análisis de los datos subjetivos del paciente y en la evaluación subjetiva del profesional. No se deja constancia documental de lo que ocurre durante el proceso. Los resultados dependen de ciertos estímulos identificados por el paciente, por lo que las instrucciones y la influencia del especialista durante la evaluación son cruciales.

Además, las terapias actuales de optometría de las disfunciones visuales son caras y requieren mucho tiempo. Por lo general requieren un largo período de tratamiento, con sesiones clínicas de 50-75 minutos a lo largo de 6-12 meses de duración.

Revolución por medio de innovación tecnológica

WIVI Vision es un nuevo sistema que puede medir más de 50 parámetros de la función visual de una persona, en tiempo real, con campo abierto, con un alto grado de precisión y libertad de movimiento. El tiempo aproximado para la primera exploración es de 20 minutos, lo cual supone una reducción considerable en comparación con las sesiones actuales, además de proporcionar al usuario una sesión cómoda y entretenida. El período de tratamiento estándar se ve así reducido de seis a 2,5 meses. Esto da como resultado una solución más adecuada, pues el paciente ahorra considerablemente en el entrenamiento completo, al tiempo que se le proporciona una experiencia motivadora.

Con WIVI, los test son consistentes y exhaustivos, por lo que las respuestas son únicamente condicionadas por la respuesta del usuario. Los parámetros son medidos  de forma objetiva para minimizar la subjetividad de la evaluación de la disfunción visual. Este sistema mejorará el trabajo de los profesionales, pues les permitirá proporcionar datos más precisos, así como adaptar los métodos de evaluación y entrenamiento en función de cada paciente.