Evaluación + Entrenamiento

Las disfunciones visuales suponen problemas muy comunes que en Europa afectan aproximadamente a 4 de cada 10 menores de 15 años.

Muchos de esos problemas no son detectados o diagnosticados de forma adecuada, lo cual provoca serios problemas de adaptación entre los niños y jóvenes que los padecen.

Cuando los síntomas son graves, las disfunciones visuales pueden limitar la actividad diaria y afectar el desarrollo de los más jóvenes.

La obtención de un diagnóstico temprano y preciso es esencial para tratar de forma efectiva la disfunción y evitar problemas a largo plazo.

Utilizamos la visión para recibir más del 85% de la información del mundo que nos rodea.

Los síntomas

Los niños que padecen de disfunciones visuales pueden experimentar varios síntomas:

  • Dificultad para concentrarse
  • Saltarse líneas al leer o no entender lo que se está leyendo
  • Problemas para enfocar
  • Dolores de cabeza
  • Migrañas
  • Visión borrosa
  • Vértigo
  • Ansiedad
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión doble
  • Mareos
  • Discapacidad para el aprendizaje
  • Discapacidad lectora
  • Visión temblorosa
  • Tensión ocular
  • Fatiga visual

Con WIVI Training, el 95% de esos síntomas pueden reducirse o desaparecer.

La dislexia y el TDAH son diagnósticos empleados comúnmente para identificar dificultades de aprendizaje en algunos niños. Sabemos que el 20% de niños con dislexia y el 30% de casos de TDAH son en realidad casos mal diagnosticados de disfunciones visuales. No obstante, las disfunciones visuales pueden ser a menudo la causa de la falta de atención del niño, en especial cuando se asocia a discapacidad lectora o de aprendizaje y trastornos de conducta.

De evaluación a mejora de la visión

WIVI es un nuevo producto inmersivo basado en visualización 3D que permite, de forma cómoda y con plena libertad, evaluar las capacidades del sistema visual, así como el diseño y aplicación del tratamiento por medio de entrenamiento adecuado de la visión para mejora y estandarización de ésta.